Es cuestión de pelotas

¿A que no te atreves a llevar el disfraz más gamberro del mercado? Así empieza la historia.

¿Alguna despedida a la vista? ¡Jajaja! Será verlo y no podréis parar de reír con tus amigos.

Tiene un motorcillo eléctrico que inflara el disfraz en 60 segundos.

Ven a buscar el disfraz de despedida y prepárate para pasar una de las noches más divertidas de tu vida.

Disponible en Weeknjoy.

Precio: 39.95 €