El tiempo no pasa, se derrite

¡Guauuuu! ¡Qué pasada! Un reloj completamente derretido pero que funciona perfectamente. Inspirado en la obra de Dalí “Los Relojes Blandos”, este reloj es una maravilla del diseño que aportará un poco de surrealismo a tu decoración.

Este reloj desarrollado en plástico con detalles metalizados, tiene movimiento de precisión de cuarzo y está perfectamente equilibrado para que lo puedas apoyar en cualquier estantería o superficie plana sobresaliendo de manera completamente estable.

Convierte el interior de tu casa en una obra de arte y mira la hora de la forma más original.

Precio: 12.50€